Tenga bajo control el asma y las alergias Post Header Image

Tenga bajo control el asma y las alergias

¿Alguien de su familia tiene estornudos, sibilancia o tos? Puede ser que tenga asma, alergias...
o ambas. Continúe leyendo para descubrir maneras de controlar síntomas y respirar más fácil,
en interiores y exteriores.

El asma es una afección a largo plazo que provoca que las vías respiratorias dentro de los pulmones se inflamen. Los síntomas del asma pueden ser leves, pero un ataque de asma puede constituir una emergencia médica.

Entre los síntomas comunes, se encuentran los siguientes:

  • tos,
  • dificultad para respirar,
  • sibilancia,
  • opresión en el pecho.

Un médico puede usar diferentes maneras para comprobar si el paciente tiene asma. Entre ellas, se incluyen las siguientes:

  • obtener una historia clínica detallada,
  • llevar a cabo un examen físico,
  • realizar pruebas de respiración,
  • tomar radiografías del pecho o de los senos paranasales.

Si puede, evite aquello que desencadena el asma.

Los desencadenantes comunes son:

  • polvo,
  • mascotas peludas,
  • estrés,
  • moho,
  • aire frío,
  • polen,
  • humo,
  • aire sucio.

Verifique la calidad de aire de su comunidad en AirNow.gov.

Si su médico le diagnostica asma, le dará un plan para permanecer tan saludable y activo como sea posible. Este plan puede incluir ejercicio, medicamentos y consultas regulares al médico.

Ejercicio

Debería hacer ejercicio la mayor parte de la semana, incluso si tiene asma. Consulte con su médico si caminar, correr, ir al gimnasio, andar en bicicleta u otros tipos de actividades son adecuadas para usted.

Medicamentos

Existen varios medicamentos diferentes que ayudan a controlar los síntomas del asma. Su médico le indicará cuál es el mejor para usted y le mostrará la forma correcta de usar un inhalador o nebulizador.

Asegúrese de tener a mano un inhalador de “rescate” de alivio rápido en caso de que su asma empeore. Cuando se le esté acabando el suministro, pida un resurtido de inmediato para que no se quede sin medicamento.

Vacúnese contra la gripe y la COVID-19

Si tiene asma, puede enfermarse más que otras personas si contrae gripe o COVID-19.
Es posible que incluso tenga que ir al hospital.

¿Le da comezón, congestión, sibilancia, inflamación o alguna otra molestia la presencia de:

  • polvo,
  • polen,
  • pelaje,
  • humo,
  • nueces,
  • productos lácteos,
  • polvo,
  • o picaduras de insectos?

Es probable que sea alérgico a uno o más de estos elementos. Cuando tiene una alergia, su sistema inmunológico reacciona a una sustancia como si fuera muy perjudicial para usted.
La reacción tiene como fin protegerlo, pero el cuerpo reacciona exageradamente.

Si cree que puede tener una alergia, hable con su médico. Este puede ayudarle a descubrir qué provoca sus síntomas y cómo respirar mejor.

Su médico:

  • revisará su historial clínico,
  • llevará a cabo un examen físico,
  • le hará pruebas con una variedad de alérgenos.

A veces, puede controlar sus alergias al evitar determinados alimentos, el humo del cigarrillo,
los animales u otros desencadenantes. Sin embargo, puede ser imposible evitar sustancias como el polen, el moho y el polvo.

Su médico le puede recetar medicamentos para ayudarle a superar los días difíciles. Además,
es posible que le den inyecciones para la alergia durante algunas semanas o algunos meses.

Ya sea que tenga asma, alergias, o ambas, recuerde: Hable con su médico. Existen muchas formas para sentirse mejor y mantenerse saludable.

Disfrute una membresía gratuita en el programa Be in Control de Parkland Community Health Plan y acceda a recursos y materiales educativos que ayudan al control del asma y la diabetes.

También puede obtener recompensas pagas:

  • Un valor de $30 si permanece inscrito durante tres meses.
  • Un valor de $50 si tiene asma y permanece inscrito durante 6 meses anualmente.

Obtenga más información.

Autor

Parkland Community Health Plan