Serie del Mes del Corazón en Estados Unidos: Consejos sobre la salud del corazón para familias Post Header Image

Serie del Mes del Corazón en Estados Unidos: Consejos sobre la salud del corazón para familias

Ya casi termina el Mes del Corazón en Estados Unidos. Sin embargo, aún hay tiempo para obtener información sobre la salud del corazón para usted y su familia.

¿Siguió este mes nuestra serie especial de tres partes?

Asegúrese de revisar el primer y segundo blog: “¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?” y “¿Cuáles son los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares?” 

El blog de hoy es el último de nuestra serie. Siga leyendo si desea ayudar a sus hijos a evitar sufrir de enfermedades cardiovasculares cuando crezcan.

Aquí incluimos consejos sobre cómo encaminarlos desde el principio cuando todavía son pequeños.

¡Haga que esos corazones pequeños palpiten!

Este es el mensaje de la Asociación estadounidense del corazón (American Heart Association).

¿Tienen sus hijos entre tres y cinco años (edad de preescolar)? Aliéntelos a correr, saltar, trepar, estirarse y caminar al menos tres horas al día.

Si su hijo está en la escuela primaria o escuela secundaria, necesita un total de 60 minutos de ejercicio por día.

Las sesiones breves de ejercicios pueden sumar hasta 60 minutos a la hora de acostarse.

Esto incluye:

  • Una caminata de cinco minutos.
  • Un paseo en bicicleta por algunas colinas.
  • Trotar hasta la parada del autobús.
  • Bailar entre dos o tres canciones favoritas.
  • Hacer deporte como fútbol o tenis.

Si su hijo tiene sobrepeso, no está solo. En los Estados Unidos, aproximadamente uno de cada tres niños o adolescentes tienen sobrepeso o son obesos.

El sobrepeso es malo para el corazón. De hecho, si su hijo tiene sobrepeso antes de los 13 años, pueden empezar a desarrollar enfermedades cardiovasculares a los 25 años.

Comience con una visita al médico para averiguar el rango de peso correcto para la edad y altura de su hijo. El médico de su hijo puede darle el mejor consejo para una dieta y ejercicios.

Recuerde que los cuerpos que están en desarrollo necesitan una excelente nutrición. Las dietas estrictas no son una manera saludable para que los niños o adolescentes pierdan peso.

Cuando su hijo busque en el armario o refrigerador una bebida o un refrigerio, asegúrese de que encuentren productos saludables para el corazón.

  • Algunas opciones excelentes incluyen las siguientes:
  • Rodajas frescas de naranja o mandarina.
  • Un puñado pequeño de nueces sin sal.
  • Rodajas de manzana con mantequilla de maní.
  • Palomitas de maíz sin condimento.
  • Un sándwich de tomate de pan integral.
  • Agua con limón.
  • Té helado de hierbas sin azúcar.

El cuerpo de su hijo cambiará de muchas formas a medida que crece. Los controles regulares lo ayudarán a mantener su estado de salud general y detectar síntomas cardíacos de manera temprana.

Asegúrese de comunicarle al médico si existen problemas cardíacos en su familia.

Llame al médico de inmediato si su hijo tiene lo siguiente:

  • Dolor de pecho.
  • Problemas para respirar.
  • Episodios de mareos o desmayos
  • Ritmo cardíaco muy acelerado.
  • Sensación de que el corazón tiene latidos intermitentes.

Controlar la salud mental constituye una parte importante del control de la salud general. El estrés es perjudicial para el cuerpo, incluso para el corazón.

Puede ayudar a su hijo a manejar el estrés de las siguientes maneras:

  • Estableciendo y manteniendo un cronograma de descanso.
  • Permitiéndoles que resuelvan problemas simples por su cuenta para desarrollar confianza.
  • Alentándolos a que hablen con usted sobre sus inquietudes.
  • Llevándolos a dar paseos en espacios verdes cercanos.
  • Siendo un buen ejemplo sobre cómo lidiar con la frustración.

Comuníquese con Beacon Health Options para recibir ayuda.

Beacon Health Options está aquí para ayudarlo con el tratamiento de salud conductual para la depresión, ansiedad, problemas maritales y familiares o abuso de drogas y alcohol. Usted no necesita autorización para realizar terapias individuales, familiares o grupales.

Además, no necesita una derivación de su médico habitual. Servicios de interpretación en inglés/español disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana. 

Para emergencias, llame al 9-1-1.